¡Vaya Regalo…!

Hacía muchos años que no iba a ver un partido de mi equipo, el Benfica, también conocido por SLB y cuyo nombre completo es Sport Lisboa e Benfica.


El Benfica estrenó su «nueva casa», el «Estádio da Luz«, hace unos 7 años, con la celabración del Euro 2004 en Portugal y ya entonces llevaba unos cuantos años sin ir… con lo que realmente era demasiado tiempo sin poder decir: «jugamos en casa».

La semana se presentaba bastante complicada (asuntos de familia…), y la posibilidad de ir a un partido nos pareció una buena forma de descargar la tensión y el estado de «nervios» que teníamos acumulado.

Era un partido de los llamados «pequeños», pero para los seis de la familia (padre, hijos, nieta y yerno) que nos juntamos para ir era lo de menos…

Cuando nos estabamos acercando al campo empezamos a sentir como nos subía la adrenalina  (a unos más que otros…). Y muchas ganas de llegar a nuestros lugares y de que empezara el partido.


El nuevo «Estádio da Luz«, no tiene nada que ver con el anterior. Es más pequeño ahora, con  unos 65.000 lugares pero sigue siendo el mayor de Portugal y ha ganado mucho en comodidad, en iluminación, sonido… Basicamente, mucho más moderno que la antigua «Catedral«, nombre con el que mucha gente conoce el estadio del mayor club portugués.

En el futbol hay muchos piques con los otros clubes y una de las frases que se me quedó grabada en la memoria fue: «Quien no es del Benfica, no es buen padre de familia«. Yo por si acaso… soy del BENFICA

El estadio no estaba lleno; habría un poco menos de la mitad de los lugares ocupados, pero el ambiente era festivo, con muchas familias con niños y eso que era domingo por la noche. La afición no paró de apoyar a nuestro Benfica, incluso mucho antes de que empezara el partido.

Cuando mi equipo salió al campo la primera sensación que tuve es que ya «no conocía» a ninguno de los jugadores (ninguno jugaba cuando yo iba a ver los partidos al campo). Para los españoles el jugador más conocido es el «conejo» Saviola, o Salvio que hizo un buen partido.

Antes de que se me olvide, ganamos 2-0, aunque no fue lo más importante de la noche.

¡Papá, muchas gracias por este regalo!

¡Ponte bueno pronto para poder ver este vídeo de recuerdo!

Cuando vuelva a Lisboa espero volver a ver a mi Benfica y llevar a mi hijo que seguro que le gustará…

Share