Una de las fotografías más conocidas de Lisboa es la del «Terreiro do Paço» o «Praça do Comercio«.

Es una de las plazas más amplias de la ciudad y en el centro puedes ver una estátua de D. José I a caballo.

Bajo sus soportales, una de las visitas obligadas es el Café Martinho da Arcada.

Sus puertas abiertas al Tajo inundan la plaza de luz y resulta muy agradable dar un paseo por allí. Es sin duda otro de los atractivos para los visitantes que ofrece la ciudad.

Terreiro do Paço em Lisboa
Si os fijais en la parte superior de la la fotografía, entre los pinos está o «Castelo de São Jorge«. Las vistas desde allí son impresionantes y es otra de las visitas para no perderse.

Share