Repasando fotos de viajes encontré esta que me trae muy buenos recuerdos.

Unas vacaciones en Asturias con la familia nos llevó a Oviedo y al final de la tarde nos acercamos a ver Santa María del Naranco.

Por unos pocos minutos no pudimos juntarnos a la última visita (una escusa perfecta para tener que volver…) y conocer esta maravilla del pre-románico.

El edificio en su origen fue la residencia del rey Ramiro I, siendo posteriormente  convertido en Iglesia. Es joya fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

De ese viaje este foto-vídeo que si no lo has visto, es una forma de viajar por Asturias, patria querida.

Share