Hacía ya unos añitos que no iba a Mengíbar durante la Semana Santa.

Este año viví de cerca las emociones que la hace salir a flor de piel.

La preparación empieza mucho tiempo antes. Los Hermanos de las Cofradías, los costaleros, las bandas de música, muchas personas involucradas en los preparativos para, en esas fechas poder llevar el Santo, al que tienen devoción, en procesión por las calles del pueblo.

Este año, desafortunadamente, llovió. Ese agua, que por otro lado tanta falta hace, impidió que salieran algunas proceciones, y es cierto que los Hermanos tenían muchas ganas de «salir a la calle», pero tomaron la decisión de no poner en «riesgo» las tallas de los santos. Entre las lágrimas de muchos, estaba la esperanza y el compromiso de que al año siguiente, podrán volver a hacerlo, llevar por esas calles los santos de su devoción…

Pero de las Proceciones que si pudieron salir hice fotos para el recuerdo…

Más fotos en: Semana Santa Mengíbar 2012

Share