Archivo de la etiqueta: Pueblo

LA CIUDAD IBERO ROMANA DE ILITURGI

LA CIUDAD IBERO ROMANA DE ILITURGI ESTUVO
UBICADA EN MENGÍBAR Y NO EN ANDÚJAR, COMO SE HA CREÍDO

Sebastián Barahona Vallecillo
Cronista Oficial de Mengíbar

Durante mucho tiempo, nos atrevemos a decir siglos, se ha creído que la ciudad ibero romana de Iliturgi estuvo ubicada en la localidad giennense de Andújar; de ahí, que los habitantes de esa noble ciudad hayan sido conocidos con el gentilicio de iliturgitanos. Sin embargo, hoy está demostrado y admitido por los más prestigiosos historiadores e investigadores, tanto españoles como extranjeros, que la dicha ciudad no estuvo en Andújar, sino en las proximidades de Mengíbar, concretamente, en Cerro Maquiz, por lo que consideramos que ya es hora de que, definitivamente, este error histórico sea corregido.

Quizá debamos de recordar, brevemente, la historia de esta interesante ciudad, que desempeñó un importante papel en las Guerras Púnicas, que enfrentaron a romanos y cartagineses. En el año 215 a.C., los romanos empezaron a fomentar la rebelión de las ciudades del Guadalquivir contra los cartagineses, que las tenían sometidas, logrando atraerse, entre otras, a Iliturgi y a Cástulo. Pocos años después, los cartagineses sitiaron a Iliturgi, intentando reconquistarla, pero fue auxiliada por Cornelio Escipión, logrando liberarse de la amenaza cartaginesa (T. Livio XXIV, 41). En el año 211 a. C., Publio Escipión, que tenía sus ejércitos en Cástulo, fue derrotado y muerto en Iliturgi. También Cornelio Escipión, que había invernado con sus tropas en Orsone (Osuna), entabló combate con los romanos, siendo derrotado, pereciendo en una torre de Iliturgi, según cuenta Tito Livio (XXVIII, 19). Después de la muerte de los Escipiones y de la destrucción de sus ejércitos, Cástulo e Iliturgi se pasaron al bando cartaginés y los iliturgitanos entregaron y degollaron a los romanos fugitivos, refugiados en sus murallas, añadiendo el crimen a la traición (Tito Livio XXVIII, 19). En el año 210 a. C., Publio Cornelio Escipión, hijo del derrotado y muerto en Iliturgi, reorganizó el ejército romano, conquistó Carthago Nova en 209 a. C. y venció a los cartagineses en Baecula – localizada tradicionalmente en Bailén, aunque hoy se cuestiona esa ubicación y se le asigna la localidad de Santo Tomé – y en Ilipa (Lora del Río), logrando expulsar a los cartagineses de Hispania.
La venganza romana no se hizo esperar y Tito Livio (XXVIII, 19) nos cuenta que Publio Cornelio Escipión conquistó Iliturgi, a la que destruyó salvajemente, vengando así la muerte de su padre y de su tío. Nos dice el célebre historiador: “Nadie se ocupó entonces de capturar prisioneros vivos ni apoderarse de botín, a pesar de tener todas las facilidades. Mataban igualmente a los que estaban armados que a los que encontraban sin armas, incluso a los infantes. Después prendieron fuego a las casas y destruyeron lo que no pudo destruir el fuego. Hasta tal punto deseaban extinguir los vestigios de la ciudad y destruir toda memoria de sus enemigos”.

Una de las pruebas que demuestra la localización de la ciudad de Iliturgi en Mengíbar nos la suministra el historiador romano Plinio. Cuando hace la descripción de la Bética, al hablarnos del río, que le dio su nombre, hoy Guadalquivir, dice que “entra en ella (la Bética), tras abandonar la Ossigitania” y que sobre sus orillas había numerosas ciudades, a las que llama “oppida”, a derecha e izquierda. Hace una relación de ellas y sigue diciendo que dentro del Conventus (jurisdicción administrativa romana) Cordubense y cerca del Guadalquivir, se encuentran Ossigi, Iliturgi, Isturgi, Ucia, Obulco… y a la derecha, Corduba. Todas las ciudades, de las que habla Plinio, excepto Córdoba, están situadas al sur del Guadalquivir. Pero al no estar situada Iliturgi en la vertiente norte del Guadalquivir, es imposible pretender localizarla, como se hizo, en Los Villares, Santa Potenciana, Andújar o cualquier otro lugar de dicho lado del río.

A raíz de las investigaciones de los prestigiosos arqueólogos Blanco Frejeiro y Gaspar de la Chica Cassinello, que expusieron en 1953, en el Congreso de Arqueología, celebrado en Tetuán, vuelven a incidir en la localización de Iliturgi, publicando después un detallado y documentado estudio “De situ Iliturgi”, (A.E. Arq. 101-102, 1957, p 193), en el que demuestran que Iliturgi estuvo situada en Mengíbar y no en Andújar. Ambos basaron su teoría en el descubrimiento de una inscripción en Cerro Maquiz (Mengíbar), en 1950. Se trata de un bloque de piedra caliza, parda amarillenta, de 32 x 59 x 70 cm, con letras capitales cuadradas, que actualmente se encuentra en el domicilio de uno de los herederos de don Manuel de la Chica Damas. En la misma podemos leer:

TI. SEMPRONIO GRACCHO
DEDVCTORI
POPVLVS ILITVRGITANVS

La traducción de la anterior inscripción al castellano es la siguiente:

A TIBERIO SEMPRONIO GRACO
FUNDADOR
EL PUEBLO ILITURGITANO

Creemos que la localización de la inscripción anterior en Cerro Maquiz es motivo suficiente para descartar la ubicación de Iliturgi en Andújar. Conmemora el hecho histórico de la reconstrucción de la ciudad de Iliturgi por Sempronio Graco, cuando fue pretor de la Hispania Citerior, con rango de colonia, que tuvo lugar en los años 180-179 antes de J.C., aunque su ejecución fue, seguramente, posterior, quizá de la época de César. La inscripción debió de pertenecer a la base de una estatua, que la ciudad de Iliturgi erigió a su fundador.

Pero existen otras dos inscripciones sobre Iliturgi, que también se encontraron en Cerro Maquiz. Una aparece en una piedra caliza, oscura, a la que le falta la parte inferior izquierda y una pequeña parte del lado derecho. Tiene 55 cm de altura, 58 cm anchura y 50 cm de grosor. Se encuentra, como la anterior, en el domicilio de uno de los herederos de don Manuel de la Chica Damas y está dedicada a Sexto Quintio Vital, iliturgitano, por su madre Quintia Vital:

SEX. QVINTIO SEX. F.
GAL. VITALI
ILITVRGITANO
QVINTIA VITALIS
MATER FILIO
PIISSVMO AC
CEPTO LOCO
D.D.
DE SVO POSVIT

Su traducción es la siguiente

A SEXTO QUINTIO VITAL HIJO DE SEXTO
DE LA TRIBU GALERIA
ILITURGITANO
SU MADRE QUINTIA VITAL LO PUSO
A SU COSTA A SU PIADOSÍSIMO HIJO
RECIBIDO EL LUGAR
POR DECRETO DE LOS DECURIONES

La tercera inscripción en piedra también hace mención del origen iliturgitano de la difunta y también apareció en Cerro Maquiz. Se encuentra en una vivienda particular de la localidad de Villargordo. Es de mármol blanco y mide 24 x 32 x 5 cm. También está incompleta y podemos leer:

(…..)
OCTAVIA
ILITVRGITA(na)
ANNO(run) (X)
PIA IN S.H.S.E.S.T.T.L.

La traducción reconstruida dice:

OCTAVIA….ILITURGITANA DE (X) AÑOS
PIADOSA ENTRE LOS SUYOS
AQUÍ ESTÁ SEPULTADA
SÉATE LA TIERRA LEVE

Creemos que estas tres inscripciones, encontradas en Cerro Maquiz, además de otras, que aún permanecen sepultadas, son pruebas fehacientes de que la ciudad de Iliturgi estuvo en Cerro Maquiz.

Tito Livio, el prestigioso y gran historiador romano, del que ya hemos hablado, nos relata, como vimos antes, con gran dramatismo, la destrucción de la ciudad de Iliturgi por el ejército romano de Publio Cornelio Escipión, el 206 a.de J.C. El historiador nos describe a la ciudad asentada en una meseta elevada de relativo fácil acceso por una parte, defendida por murallas, mientras que por otra parte era escarpada y protegida por rocas y riscos. Creemos que los que hayan visitado Cerro Maquiz, en el término de Mengíbar, habrán encontrado características orográficas muy similares a las que Tito Livio refiere en su obra. Sin embargo, esas características no se observan en Andújar.

Otro valioso testimonio nos lo suministra Horacio Sandars, cuando nos habla de las comunicaciones romanas por Hispania. Dice que existía una vía romana, que, procedente de Cástulo, entraba en Iliturgi, atravesaba el Guadalbullón y seguía hacia el Sur, la vía Aurgi, que conducía a Jaén, Mentesa (La Guardia), Acci (Guadix), etc. Vemos que esta vía romana está alejada bastante de Andújar, lo que prueba una vez más la localización de Iliturgi. Finalmente, podríamos añadir otra prueba: la existencia de monedas en Cerro Maquiz, que fueron acuñadas en la ceca de Iliturgi.

Por todo ello y por otros muchos razonamientos y pruebas, que alargarían demasiado este artículo, concluimos y afirmamos que la localización de Iliturgi nunca fue Andújar y, por consiguiente, el gentilicio iliturgitano no corresponde a sus habitantes. Está claro que la causa de este error se debió a falsas interpretaciones, en épocas pasadas, cuando de este tema no se hicieron estudios serios y documentados, por lo que creemos que debe de ser corregido, pues así, esta noble y prestigiosa ciudad de Andújar, cargada de brillante historia, y que, por muchos motivos, es y ha sido orgullo de nuestra provincia de Jaén, no pierde nada de lo que, por méritos propios, ha ganado a lo largo de su brillante historia, habiéndose ennoblecida por el trabajo, esfuerzo y tesón de sus habitantes, ya que no son pocas las hazañas y hechos heroicos de sus habitantes, por lo que, si en adelante se llaman andujareños, o como ellos mejor consideren, creemos que son más fieles a su pasado y más amantes de su ciudad, pues no ostentan lo que es falso.

Sólo nos queda añadir que Iliturgi debió de ser una gran ciudad, lo que demuestran sus muchos restos arquitectónicos encontrados en las distintas excavaciones del Instituto Arqueológico Alemán, como anfiteatro, cisternas para almacenamiento de agua, un templo, la plaza pública, así como capiteles, piedras miliares, inscripciones funerarias, frisos, etc., además de los muchos expoliados en todas las épocas, pues no hace mucho que lo fueron tres necrópolis de los alrededores de la ciudad. Una gran parte de estos restos se encontraban en la Casa Palacio de los herederos de don Manuel de La Chica Damas y hoy están en el domicilio de uno de los herederos. Hemos de destacar las cuatro cabezas de bronce, descubiertas en 1860, que se encuentran actualmente en la Real Academia de la Historia y en el Museo Arqueológico Nacional, además del tesoro ibérico, también en el Museo Arqueológico Nacional. Esperemos que próximas excavaciones saquen a la luz las muchas riquezas que encierra esta histórica ciudad.

FUENTES
La Chica Cassinello, Gaspar. ¿Iliturgi en Mengíbar? En Revista de Feria de Mengíbar. Año 1966.
Jiménez Cobo, Martín. “ILITVRGI FORVM IVLIVM”. En Revistas de Feria de Mengíbar. Años 1994 y 2004.
Sandars, Horacio. “La Puente quebrada sobre el río Guadalimar”. En Revista “Don Lope de Sosa”. Año 1916, pág. 374.
Cabrero, Javier. “Escipión el Africano”. 2000. Alderabán

Share

Vila Nova de Milfontes

Una de las visitas que he querido hacer desde hace muchos años es “Vila Nova de Milfontes” un pueblo del Alentejo, en la costa de Portugal, bañado por el Río Mira y el océano AtlánticoForte de Vila Nova de Milfontes

Este verano finalmente surgió la ocasión y decidimos ir a pasar el día. Son aproximadamente 2 horas de viaje desde Lisboa, por lo que puedes ir y volver en el día.

Actualmente la principal fuente de ingresos es el turismo, pero afortunadamente mantiene ese encanto de los pueblos “pequeños”.

Llegamos hasta el centro y al ver las playas que había al otro lado del río decidimos ir hasta allí y quedarnos el resto de la mañana. La Playa de las Furnas tiene ese encanto de las playas semi vírgenes, donde el hombre apenas ha modificado el entorno.

Praia das Furnas, Vila Nova de Milfontes

La arena es fina y puedes optar entre bañarte en las aguas del Río Mira o “jugar” con las olas del Atlántico.

Para comer volvimos a Vila Nova de Milfontes. En la misma calle que te lleva al centro puedes encontrar varios restaurantes donde comer. Las mil y una formas de hacer bacalao, las carnes y los pescados al carbón suelen ser los protagonistas en las cartas. Deciros que no hay tapas como tal. Muchos restaurantes te proponen aperitivos pero no son “regalo de la casa”, si no los quieres díselo directamente al camarero para que los retiren y que no te los cobren. Los platos (raciones) son normalmente de un tamaño más que suficiente para ser plato único, por lo que si pides varias cosas para picar, puede que te sobre comida. Por lo general, comer en Portugal es más económico que hacerlo es España.

Después de comer teníamos que ayudar a bajar la comida e hicimos una visita rápida por el centro. Lo primero que vimos fue la zona del Faro desde la cual puedes ver las playas, o como el río y el océano mezclan sus aguas.
Praia de Vila Nova de Milfontes

Desde allí fuimos al “Forte de São Clemente” o “Castelo de Vila Nova de Milfontes“:

Forte de Vila Nova de Milfont

Su Iglesia blanca (como casi todas las portuguesas) y en este caso con los contornos en azul, una tradición muy habitual en las casas del Alentejo.
Igreja de Vila Nova de Milfontes

Era hora de continuar con el viaje, pero con la sensación de que esta visita no quita otra.

Share

Calle de Trujillo en una fotografía

Pasear por las calles de Trujillo, una encantadora localidad de Extremadura, es como bucear en un libro de historia.

En cada rincón encuentras algo que te hace viajar en el tiempo.

Esta foto en blanco y negro te ayudará a comenzar el viaje…

Share

Fotografías Playa de las Furnas, Vila Nova de Milfontes, Alentejo, Portugal

La arena fina bañada por las aguas cristalinas del Río Mira y del Océano Atlántico, son sin duda, algunos de los atractivos de la Playa de las Furnas.

 Praia das Furnas, Vila Nova de Milfontes

Además, justo en la otra orilla, puedes visitar Vila Nova de Milfontes de la que hablaremos en breve.

Praia das Furnas, Vila Nova de Milfontes, Alentejo, Portugal

Praia das Furnas, Vila Nova de Milfontes

Share

Fotografía Fuente Santa María Magdalena en Mengíbar, Blanco y Negro

Una de las imagenes más conocidas de Mengíbar es la de la Plaza de la Constituición, en el centro del pueblo.

En esta fotografía se puede ver la fuente de Santa María Magdalena (patrona de Mengíbar), con la Torre al fondo.

Mengíbar en Blanco y Negro

Share

Fotografía Azenhas do Mar, Sintra, Portugal

En este precioso enclave se encuentra el pueblo de “Azenhas do Mar“.

Azenhas do Mar desde a praia

Su población se ha dedicado a la agricultura, especialmente a la produción de vino,  “Vinho de Colares” y a la pesca.

Desde hace décadas es un destino de veraneo y para segunda residencia.

Uno de sus atractivos es la piscina oceánica que os aseguro dan ganas de bañarse.

Piscina oceanica Praia Azenhas do Mar

Share

EventoNomaders EcoHéroes – Puerto Canencia

Una vez repuestas las fuerzas en la terraza del restaurante….

Llegaba el momento de seguir a Paco.

Muy cerca de allí estaba el Puerto de Canencia y nuestro Local Héroe nos llevo a su territorio, la nuturaleza en estado puro. Un rincón de la Sierra que ofrece varias rutas para pasar el día.

Paco nos hizo una visita realmente interesante, que quiero hacer con mi familia, y que recomiendo a todos…

Es una verdadera enciclopedia…, se nota que disfruta mucho enseñando “su casa”, contando curiosidades, secretos o anedoctas de la “madre naturaleza”.

Flores delicadas, árboles centenarios, riachuelos, árboles enamorados o que renascen de sus raíces…

A cada rincón encuentras un motivo para querer volver… yo seguro que lo haré…

Otros post relacionados:

EventoNomaders EcoHéroes – Gargantilla del Lozoya

EventoNomaders EcoHéroes – Pinilla de Buitrago

EventoNomaders EcoHéroes – Braojos

También puedes ver todas las fotos en: Evento Nomaders EcoHéroes Sierra Madrid 14Jun12

 

Share

EventoNomaders EcoHéroes – Braojos

Una vez repuestas las fuerzas, tocaba seguir conociendo la Sierra de Guadarrama.

Nos dirigimos a Braojos, un bonito pueblo que es el entorno natural de Dani (Braojos Rural), uno de los tres Ecohéroes que nos acompaño durante esta jornada.

Llegamos a la plaza y Dani nos contó un poco lo que íbamos a hacer. Por cuestiones de tiempo tuvo que ajustar la ruta que tenía prevista y demostró la flexibilidad que hay que tener en estos casos.

Empezamos por acercarnos a la Iglesia. Nos contó varias curiosidades sobre su contrucción y origen, pero si las queréis conocer, es mejor que quedéis con él y que os lo cuente de primera mano.

Una de las cosas que más me llamó a la atención fue lo bien cuidadas que están las casas y sus calles. Además puedes encontrar animales de gran porte, como caballos, en el casco urbano, una perfecta mezcla de zona urbana con naturaleza.

Un de los momentos clave de la visita fue cuando llegamos al Arce de Montpellier, un monumento de la naturaleza que seguramente pueda tener más de 300 años. Dani nos llamó especialmente la atención para lo importante que es conservarlos y respetar sus espacios vitales.

Desde allí la panorámica de Braojos era perfecta.

Ya de vuelta a la plaza, encontramos a un amigo que se dejaba querer…

Dejamos el pueblo, pero con ganas de volver, y de nuevo en autobús, hicimos un pequeño trayecto para ir a comer…

Puedes visitar las fotos del día: EventoNomaders EcoHéroes

 

Share